Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Dr. Ryke Geerd Hamer Cursos Clases Formacion Seminarios
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Programa Autodidacta Estudio Distancia Internet Virtual
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Consultas Salud Entrevista Guadalajara Mexico
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos
Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com Material Complementario
Artículos de Irene Scarlata

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Articulos Irene Scarlata Argentina

Irene Scarlata es licenciada en Psicología y especialista en tarapias complementarias. Se inicia en el estudio de las Leyes Biológicas en el año 2000 y a partir del 2002 las incorpora a su trabajo como terapeuta.

Desde el año 2005 se dedica a la difusión de las Leyes Biológicas dictando cursos y seminarios. Fue disertante en el I Congreso Mundial de Medicina Integrativa 2012. Ha sido alumna de Marco Pfister, Luis Felipe Espinosa, Itziar Orube, Guillermo Hernández Plata y Sergio Rozenholc.

Lista de artículos:

1. El dolor no espera.
2. Paciencia, estamos en un cambio de paradigma.

 

1. El dolor no espera.

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Articulos Irene Scarlata Argentina

“El dolor es para la humanidad un tirano más terrible que la misma muerte”.
Albert Schweitzer

En general ponemos mucho énfasis en la importancia de identificar el conflicto fuente de los problemas. Considero que no hemos hablado lo suficiente de dos aspectos que conllevan a veces extrema urgencia: el diagnóstico y el dolor.

El diagnóstico

A partir del mismo Dr. Hamer en adelante, mucho se ha hablado sobre lo iatrogénico del diagnóstico. Un diagnóstico calificado como grave, terminal o peligroso genera demasiados miedos: a sufrir, a la muerte o al dolor que causará a sus seres queridos. Surgen las consabidas preguntas: ¿por qué a mí? o ¿qué hice yo para merecer esto?

La "enfermedad" es sentida como un castigo edificado por el pensamiento mágico religioso que aún opera activamente en nosotros. El diagnóstico actúa entonces como un fantasma cruel que acecha, consumiendo las posibilidades de razonar objetivamente. Este fantasma articula desde la imaginación un escenario temido. Se convierte en una obsesión, en una imagen impresa en la fantasía. Entonces, surge la necesidad poderosa de destruir esta alegoría con hechos reales y concretos: un tratamiento urgente que someta al fantasma y calme la angustia.

Desde el momento en que alguien acude al consultorio con una inmensa carpeta colmada de estudios, sé que urge la necesidad de trabajar con el fantasma escondido. Desde las 5 Leyes Biológicas sabemos que esa carpeta, vestimenta externa de la temida muerte imaginada, genera una cascada de nuevos conflictos que lo ponen en una situación que percibe como “sin salida”.

En esta situación es muy importante atender la urgencia subjetiva antes que el conflicto primario. La persona sufre el miedo al fantasma, sufre ahora y sufre mucho. El conflicto inicial por otra parte probablemente ya esté resuelto y sólo parece letal en la imaginación.

La medicina oficial recién está tomando conciencia de lo nocivos que resultan términos como "tumor" o "cáncer". Los médicos jóvenes son mucho más comprensivos de este fenómeno: no han desarrollado todavía el aplanamiento emocional como defensa frente al dolor ajeno. Son mucho más cuidadosos a la hora de describir patologías, prefiriendo términos menos contundentes. Están aprendiendo a tratar a la persona y no al tumor.

Así y todo el miedo sigue presente, las personas siguen llegando a la consulta con su carpeta llena de estudios, el fantasma lo sigue acechando desde las sombras. Entonces... ¿Por qué es iatrogénico el diagnóstico? … para pensar.

El dolor

A veces recurren a la consulta con un dolor somático que abruma. Mucho se habla de lo iatrogénico del diagnóstico, pero poco de lo que representa el dolor y el tratamiento.

El dolor recae en lo real del cuerpo, a diferencia del diagnóstico. Como sabía Freud, el dolor impacta en aquello más denso y cargado de significado para el Yo: mi cuerpo. El dolor puede afectar el apetito, el sueño, la propia vitalidad, el estado anímico y hasta las relaciones con los demás. Se llega a sentir que es imposible deshacerse del dolor, que se está en un ciclo interminable de sufrimiento, insomnio y angustia. El dolor tiene primera prioridad, obnubila la mente e impide cualquier consideración fuera del presente sufriente. La persona vive solo su dolor.

Es ineludible atender la urgencia, la situación no permite otra cosa. Como profesionales de la salud nuestro deber es ayudar a sobrellevar la emergencia. Debemos darle prioridad al dolor, aliviarlo como podamos y, sobre todo, hacerle saber a la persona que no está sola aunque no podamos compartir su dolor.

En este punto también la medicina oficial está intentando cambios profundos. Se analiza el dolor desde una mirada integradora y multidisciplinaria, considerando factores biológicos, mentales y del entorno, como explicó el Dr. Jorge Vivé en la presentación de su libro: “Bases para el manejo del dolor”. Se lo considera hoy un signo vital a tener en cuenta a la hora de evaluar el estado general.

A la luz de las Leyes Biológicas descubiertas por el Dr. Hamer, el dolor recicla continuamente el conflicto volviendo a cursar reiteradas fases activas de estrés y de resolución, cronificando el proceso. El dolor puede en sí mismo actuar como el conflicto desencadenante o bien activar nuevos conflictos (shocks) biológicos. Por tal motivo es necesario trabajar con el dolor, disminuyendo su intensidad para alcanzar la normotonía y concluir el ciclo.

Se hace hincapié en que la aplicación de ciertos medicamentos alarga el proceso de recuperación. Por otra parte la experiencia clínica muestra claramente que el padecimiento de un dolor intenso y persistente también devuelve a la Fase Activa y demora la recuperación. El dolor puede alargar el tratamiento, los medicamentos contra el dolor también. Se torna imprescindible considerar cada situación en particular, evaluando cuáles son las mejores herramientas para el caso concreto.

Cada individuo compone un mundo diferente, con un umbral de tolerancia al dolor que le es particular. A medida que el dolor persiste o aumenta, el margen de tolerancia tiende a cero y se agota la resiliencia.

Tanto el diagnóstico como el dolor definen la gravedad actual del estado de la persona, más allá del conflicto causante. La búsqueda pertinaz del conflicto inicial que desencadenó el proceso, que erróneamente llamamos "enfermedad", nos distrae de la empatía fundamental para comprender lo primordial a remediar: el sufrimiento.

Así como el oncólogo debe tratar a la persona y no al tumor, tenemos nosotros la obligación de tratar al "paciente" y no al conflicto.

 

2. Paciencia, estamos en un cambio de paradigma.

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Articulos Irene Scarlata Argentina

Pertenezco a las generaciones nacidas en la posguerra. Nos atraviesa el lenguaje bélico, impuesto por una cultura aterrorizada y paranoica. En las áreas dedicadas a la salud ha pasado a ser habitual hablar de la "enfermedad" como "un ataque del enemigo a quien debemos combatir”.

A partir de los años 70 se ha realizado un esforzado intento en la lucha contra el cáncer. En su artículo: "¿Guerra o negociación?" Juan Javier Sánchez Carrión detalla de forma irónica nuestras costumbres lingüísticas al referirnos a los enemigos patógenos: … "entre el 2000 y el 2020 habrá en el mundo 20 millones anuales de enfermos y diez millones de muertos", y se hace un llamamiento a la lucha contra ella, con el fin de ganarle la batalla (El País, 5 de febrero de 2000).

La carta hace recordar otra toma de posición que en su momento adoptó el presidente Nixon, a principios de los años 70 (National Cancer Act de 1971), en la que declaraba formalmente la guerra a esta "enfermedad". El resultado de esa guerra, por mucho que se ofrezcan datos que dan a entender lo contrario, es que, lejos de llevar a la victoria contra el cáncer, desde el comienzo de las "hostilidades" la mortalidad por esta causa no ha hecho otra cosa que aumentar.

Nacimos con un temor instaurado al ataque inesperado de "enfermedades" que al azar podríamos contraer. Crecimos con la necesidad de lo que llamábamos: “prevención”, haciéndonos controles rigurosos, vacunándonos y alejándonos de espacios que temíamos por el riesgo al contagio. La prevención solo consistía en la detección temprana de "enfermedades idiopáticas, autoinmunes, genéticas o infecciosas". Se trataba de evitar el riesgo de un ataque, con los mecanismos y conocimientos que poseíamos, pero no se podía prevenir sin saber a ciencia cierta cuál era la causa. La génesis de lo que llamábamos "enfermedades" era una inmensa interrogante.

A través de 35 años de investigaciones, el Dr. Hamer propone un cambio de paradigma, interpretando las "enfermedades" como programas naturales específicos que velan por nuestra supervivencia. Llega a reconocer la génesis, abriendo así un nuevo panorama, ya que conociendo cómo se configuran podemos ahora sí prevenir, comprender y acompañar el proceso. Hamer nos convoca a Interpretar el ritmo natural del devenir de nuestros cambios biológicos. Entonces, hoy podemos vivir sin miedo ni pánico los incidentes que ocurren en nuestro organismo.

Estamos transitando un punto de inflexión. Representamos la generación del cambio y este cambio de paradigma nos afecta. Podemos entender el planteamiento lógico que nos propone el Dr. Hamer, pero debemos reconocer que todo cambio impone un gran esfuerzo de nuestra parte.

Impregnados del lenguaje bélico, transitamos el vaivén de la variación. Podemos entender el nuevo paradigma, pero para llegar a comprenderlo es necesario experimentarlo durante años, a partir de pequeños síntomas cotidianos. No es fácil comprenderlo de un día para el otro, menos aun cuando estamos bajo la presión de un diagnóstico terminal.

Cada uno irá transitando la experiencia y viviendo el cambio a su debido tiempo. No se puede incitar a nadie a entender si aún no está preparado para hacerlo. El Dr. Hamer expresa: “nunca hay que tratar de forzar a alguien hacia las Leyes Biológicas, aun si es tu mejor amigo. Solamente fomentarías problemas y remordimientos de conciencia, dando como resultado falla en el tratamiento y, finalmente, sentimientos de culpa.”

Debemos reconocer que, incluso aquellos que respaldamos este nuevo paradigma, estamos atravesados por nuestra cultura y nuestros hábitos de pensamiento. Más de una vez nos encontramos hablando de la lucha contra lo que padecemos o bien nos enfrentamos al miedo que provoca un dolor invalidante que nos apremia. Caemos indefectiblemente en la búsqueda de la técnica sanadora.

Se percibe cómo se tiende a “psicologizar” el shock biológico y se distingue la mirada lineal sobre la triada psiqued-cerebro- órgano. Constantemente emergen las viejas convicciones y todo esto forma parte del proceso que plantea el giro ineludible de nuestras creencias.

Vamos en camino y cada vez estamos más cerca del objetivo. Somos ya muchos los que indagamos una nueva mirada y apoyamos las investigaciones del Dr. Hamer, pero necesitamos paciencia y mucha perseverancia para transitar los vaivenes lógicos del cambio.

 


Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Alejandra Ortiz
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Andres Perez Villa Andy Director Instructor
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com
Clases Presenciales - Programa Autodidacta de Estudio a Distancia - Sistema Intensivo
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Programa Autodidacta Estudio Distancia Internet Virtual
Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos


Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com Facebook Siguenos Contacto

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com

SSL Sitio Seguro Leyesbiologicas.com HTTPS Seguridad Internet

Free counters!

Anuncios

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Programa Autodidacta Estudio Distancia Internet Virtual

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Guadalajara Jalisco Mexico Clases Cursos

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Consultas Salud Entrevista Guadalajara Mexico

Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer Leyesbiologicas.com Facebook Siguenos Contacto

Piramides Energeticas Pasadofuturo.com Energia Piramidal Venta Compra Salud Meditacion

Boletin Leyesbiologicas.com Suscripcion Escuela 5 Leyes Biologicas Nueva Medicina Ryke Geerd Hamer